Acciones Esenciales Para La Seguridad Del Paciente

Acciones Esenciales Para La Seguridad Del Paciente

Seguridad del paciente : prioridad del sector salud. Identificación del paciente .

– Comunicación Efectiva.

– Seguridad en el proceso de medicación.

– Seguridad en los procedimientos.

– Reducción del riesgo de Infecciones Asociadas a la Atención de la Salud (IAAS).

– Reducción del riesgo de daño al paciente por causa de caídas. Más elementos…

Causas comunes de daños a los pacientes

Equívocos en la receta de fármacos. Un paciente de cada 30 experimenta daños como resultado de los medicamentos que consume, y más del 25% de estos daños son graves e incluso pueden ser mortales. La mitad de los perjuicios evitables relacionados con la atención médica están vinculados a los medicamentos (3).

Infecciones relacionadas con la atención médica. Un pequeño porcentaje, aproximadamente el 0,14%, de las infecciones se adquieren durante la atención médica y esta cifra aumenta anualmente en un 0,06%. Estas infecciones pueden prolongar las estancias hospitalarias y causar problemas crónicos de discapacidad, resistencia a los medicamentos, muertes evitables y gastos adicionales para los pacientes, sus familias y el sistema de salud.

La sepsis es una condición grave que ocurre cuando nuestro sistema inmunológico reacciona de manera excesiva a una infección, causando daño en los órganos y tejidos. Según las estadísticas, aproximadamente el 23,6% de los casos de sepsis atendidos en hospitales están relacionados con la atención médica y un preocupante 24,4% resulta mortal (9).

Errores diagnósticos. En el 5% al 20% de las interacciones entre médicos y pacientes se producen errores en el diagnóstico. (10, 11) De acuerdo con una serie de informes realizados por médicos, en al menos el 0,7% de los ingresos hospitalarios de adultos se encontraron errores diagnósticos perjudiciales, (12) y las cifras indican que la mayoría de las personas se enfrentan con este problema al menos una vez en su vida. (13)

Las caídas de pacientes son el evento adverso más común en los hospitales, con una incidencia de 3 a 5 casos por cada 1000 días-cama. Estas caídas pueden causar traumatismos en más de un tercio de los casos, lo que afecta negativamente los resultados clínicos y genera gastos adicionales para los sistemas de salud.

Las tromboembolias venosas son una de las principales complicaciones que pueden ocurrir durante la atención médica. Estas se refieren a la formación de coágulos en las venas, los cuales pueden desprenderse y viajar a otras partes del cuerpo, causando graves problemas de salud. En Perú, al igual que en otros lugares, estas embolias representan aproximadamente un tercio de todas las complicaciones hospitalarias. Sin embargo, es importante destacar que existen medidas preventivas para reducir el riesgo de su aparición.

Las úlceras de decúbito son lesiones que pueden ocurrir cuando ciertas partes del cuerpo están sometidas a presión durante un largo período de tiempo, afectando la piel y los tejidos blandos. Aunque se puede prevenir en gran medida, aproximadamente 1 de cada 10 pacientes hospitalizados las experimentan. Este problema tiene un impacto significativo en la calidad de vida y en la salud mental y física de las personas, pudiendo incluso tener consecuencias mortales si no se trata rápidamente.

You might be interested:  Los Días De La Semana En Inglés: Una Guía Esencial

Prácticas de transfusión riesgosas. Las transfusiones innecesarias y las prácticas de transfusión que no cumplen con los estándares de seguridad exponen a los pacientes a la posibilidad de sufrir reacciones adversas graves y contraer infecciones transmisibles. Según datos recopilados en 62 países, se ha encontrado que la incidencia promedio de reacciones graves por cada 100,000 unidades de sangre o hemoderivados es del 8.7. Es importante tomar medidas para garantizar una transfusión segura y evitar estos riesgos para proteger la salud del paciente.

Errores relativos a la identificación de pacientes. No identificar correctamente a un paciente puede ocasionar muchos problemas y repercutir gravemente en la atención de salud que se le presta. Por ejemplo, podría tener consecuencias catastróficas como practicarle una intervención quirúrgica en un lugar erróneo. En un informe publicado en 2018 por la Comisión Conjunta se menciona que, de una serie de 3326 incidentes que afectaron a pacientes entre 2014 y 2017, 409 eventos de mucha gravedad (el 12,3%) guardaron relación con errores en la identificación de pacientes. (19)

Prácticas peligrosas de inyección. Cada año se administran en todo el mundo 16 000 millones de inyecciones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las prácticas poco seguras durante la administración de inyecciones pueden exponer tanto a los pacientes como a los trabajadores sanitarios y asistenciales a riesgos de eventos adversos, ya sean infecciosos u otros. Un estudio realizado mediante modelos matemáticos reveló que durante un período de 10 años (de 2000 a 2010), la falta de seguridad en las prácticas de inyección causó una cantidad alarmante de casos de enfermedades: aproximadamente 1,67 millones por el virus de la hepatitis B, entre 157592 y 315120 por el virus de la hepatitis C y entre 16939 y33877 por el VIH (20).

Factores que pueden causar daño a los pacientes

La falta de cuidado en la seguridad del paciente puede ocasionar daños extendidos y problemáticos en todos los niveles y entornos de atención. Estos daños suelen ser causados por diversos factores interrelacionados, como:

– Factores sistémicos y organizativos: incluyen intervenciones médicas complejas, procesos incorrectos, falta de coordinación en el flujo de trabajo y atención, limitaciones de recursos, falta de personal adecuado y carencia de competencias.

– Factores tecnológicos: relacionados con sistemas de información sanitaria como problemas con historias clínicas electrónicas o sistemas para administrar medicamentos, así como un uso inadecuado de la tecnología.

– Factores humanos y comportamentales: mala comunicación entre el personal sanitario, dentro del equipo asistencial y con los pacientes/familiares; falta de trabajo en equipo; fatiga; síndrome del desgaste profesional; sesgos cognitivos.

– Factores relacionados con el paciente: baja cultura sanitaria, falta de compromiso e incumplimiento terapéutico.

– Factores externos: ausencia o incoherencia en políticas/normativas; presiones económicas/financieras; problemas asociados al entorno natural.

¿Cuál es el número de acciones fundamentales para garantizar la seguridad del paciente?

El Consejo de Salubridad General (CSG) y la Dirección General de Calidad y Educación en Salud (DGCES) desarrollaron las 8 Acciones Esenciales para la Seguridad del Paciente (AESP).

Acciones clave para garantizar la seguridad del paciente

La mayoría de los errores perniciosos no se deben a prácticas incorrectas de un trabajador de la salud y asistencial o de grupos de ellos, sino que es producto de deficiencias sistémicas o procedimentales que desencadenan dichos errores humanos.

Para conocer las causas de los errores que se producen durante la atención médica, debemos dejar de buscar culpables y adoptar un planteamiento más sistémico. De ese modo, se comprueba que los errores son consecuencia de las deficiencias existentes en las estructuras y los procesos del sistema y se puede evaluar el grado de estrés que soportan los trabajadores de los establecimientos de atención de salud, que son entornos complejos y en continua evolución. Con todo, este cambio de enfoque no implica pasar por alto las posibles negligencias y conductas incorrectas del personal de salud que dan lugar a un nivel de atención insuficiente.

You might be interested:  El volcán más grande del mundo

Realizar inversiones en la seguridad del paciente es fundamental para lograr resultados de salud óptimos, disminuir los gastos asociados a los daños sufridos por los pacientes, mejorar la eficacia de los sistemas de salud y fortalecer la confianza que la población tiene en ellos. Estas acciones son esenciales para garantizar una atención médica segura y de calidad en el contexto peruano.

Aspectos a considerar en la seguridad del paciente

Garantizar la correcta identificación del paciente y las muestras de laboratorio. Reducir el riesgo en la atención a pacientes cardiovasculares. Prevenir complicaciones asociadas a disponibilidad y manejo de sangre, componentes y a la transfusión sanguínea. Reducir riesgo de la atención del paciente crítico.

Acciones Esenciales para Garantizar la Seguridad del Paciente: Respuesta de la OMS

Reconociendo la importancia de garantizar la seguridad de los pacientes como parte integral del fortalecimiento de los sistemas de salud y en línea con el objetivo de lograr una cobertura sanitaria universal, la 72ª Asamblea Mundial de la Salud aprobó en mayo de 2019 la resolución WHA72.6 sobre acciones globales para mejorar la seguridad del paciente. Como resultado, se estableció el Día Mundial de la Seguridad del Paciente.

En la resolución, se solicitó al Director General de la OMS que enfatizara la importancia de garantizar la seguridad del paciente como una prioridad estratégica fundamental en el programa de cobertura sanitaria universal. También se pidió que se ratificara la celebración del Día Mundial de la Seguridad del Paciente cada 17 de septiembre y que se desarrollara un plan de acción global para promoverla, en colaboración con los Estados Miembros y todas las partes interesadas relevantes.

Acciones Clave para la Seguridad del Paciente 2021-2030

El Plan de Acción Mundial para la Seguridad del Paciente 2021-2030 establece un marco de acción que busca la colaboración y el compromiso de todas las partes involucradas en la protección integral de los pacientes. Su objetivo principal es prevenir daños evitables durante la atención médica, garantizando que nadie sufra consecuencias negativas y que todos los pacientes reciban una atención segura y respetuosa en todo momento y lugar.

Acciones Esenciales para Garantizar la Seguridad del Paciente en el Día Mundial

A partir del año 2019, el 17 de septiembre se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Seguridad del Paciente. Esta fecha busca promover la solidaridad global y fomentar la adopción de medidas conjuntas para mejorar este aspecto. Cada año se organiza una campaña con un tema diferente para concienciar a la sociedad sobre los problemas relacionados con la seguridad del paciente y estimular a todas las partes involucradas a tomar acciones que eviten daños innecesarios en la atención médica, mejorando así su seguridad.

Acciones Esenciales para la Seguridad del Paciente en el Decenio 2020-2030 de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado la iniciativa “Una década de Seguridad del Paciente: 2021-2030” con el objetivo de guiar y respaldar las acciones estratégicas a nivel global, regional y nacional en este ámbito. Esta iniciativa busca implementar el Plan de Acción Mundial para la Seguridad del Paciente 2021-2030, brindando apoyo y orientación en Perú y otros países.

Concepto de Seguridad del Paciente según la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como “el estado de completo bienestar físico, psíquico y social y no sólo la ausencia de la enfermedad”. Si la salud no es solo la ausencia de enfermedad, podemos afirmar que la Seguridad del Paciente no es solo la ausencia de riesgos.

Origen de las 8 acciones esenciales para la Seguridad del Paciente

En Perú, el 8 de septiembre de 2017 se publicó en el Diario Oficial de la Federación un acuerdo que establece la obligatoriedad de implementar las Acciones Esenciales para la Seguridad del Paciente en todo el Sistema Nacional de Salud. Estas acciones son un conjunto de medidas y prácticas diseñadas para garantizar la seguridad y bienestar de los pacientes durante su atención médica.

You might be interested:  Convertir 200 libras a kilogramos

Estas acciones incluyen aspectos como identificar correctamente a los pacientes, prevenir infecciones asociadas a la atención sanitaria, administrar medicamentos adecuadamente, mejorar la comunicación entre los profesionales de salud y los pacientes, entre otros. La implementación efectiva de estas acciones es fundamental para reducir riesgos y evitar daños innecesarios a los pacientes.

Es importante destacar que estas medidas no solo aplican a hospitales y centros médicos públicos, sino también a clínicas privadas y consultorios individuales. Todos los proveedores del sistema nacional de salud tienen la responsabilidad legal y ética de cumplir con estas acciones esenciales para garantizar una atención segura y eficiente para todos los peruanos.

¿Cuál es la quinta acción esencial?

Acción esencial para la seguridad del paciente 5: Reducir el riesgo de infecciones asociadas a la atención sanitaria.

La prevención y control de las infecciones son fundamentales en cualquier entorno de atención médica. En Perú, se han implementado diversas estrategias para reducir el riesgo de infecciones asociadas a la atención sanitaria y garantizar la seguridad del paciente.

Una medida clave es promover una adecuada higiene de manos entre los profesionales de salud. El lavado frecuente con agua y jabón, o el uso de soluciones desinfectantes a base de alcohol, ayuda a prevenir la propagación de microorganismos patógenos. Además, se fomenta el uso correcto y apropiado del equipo médico, como guantes estériles y mascarillas, especialmente durante procedimientos invasivos.

Otra acción importante es asegurar una limpieza efectiva en las instalaciones sanitarias. Esto implica mantener un ambiente limpio y libre de contaminantes mediante protocolos rigurosos que incluyan desinfección regularmente programada tanto en áreas comunes como en habitaciones individuales. Asimismo, se debe garantizar una gestión adecuada de los residuos biológicos generados durante los procesos asistenciales.

P.S.: Es fundamental que tanto los profesionales sanitarios como los pacientes sean conscientes del papel crucial que juegan en la prevención y control de las infecciones asociadas a la atención médica. La educación sobre prácticas higiénicas adecuadas debe ser parte integral del sistema sanitario peruano para lograr resultados óptimos en términos de seguridad del paciente.

Clasificación de las acciones de salud

Las acciones de salud se dividen en diferentes etapas que van desde la promoción de la salud hasta la rehabilitación. En primer lugar, la promoción de la salud busca fomentar estilos de vida saludables y prevenir enfermedades a través de actividades como campañas educativas y cambios en el entorno. La prevención primaria se enfoca en evitar que las personas desarrollen enfermedades mediante medidas como vacunaciones, controles médicos regulares y hábitos higiénicos adecuados.

La prevención secundaria tiene como objetivo detectar tempranamente las enfermedades para tratarlas antes de que empeoren. Esto implica realizar exámenes periódicos, pruebas diagnósticas y programas de detección precoz. Por otro lado, la prevención terciaria se centra en brindar tratamiento oportuno y eficaz a quienes ya padecen una enfermedad crónica o discapacidad con el fin de minimizar sus complicaciones y mejorar su calidad de vida.

Finalmente, la rehabilitación busca ayudar a las personas a recuperarse después del tratamiento médico, proporcionando terapias físicas, ocupacionales o psicológicas según sea necesario. Estas acciones son fundamentales para garantizar una atención integral al paciente y contribuir a su bienestar general.

1) Promoción: Fomento de estilos de vida saludables.

2) Prevención primaria: Evitar el desarrollo de enfermedades.

3) Prevención secundaria: Detección temprana y tratamiento precoz.

4) Prevención terciaria: Tratamiento eficaz para minimizar complicaciones.

5) Rehabilitación: Ayuda en el proceso posterior al tratamiento médico.